Tuesday, July 15, 2014

Retired military officials arraigned for atrocities at Sepur Zarco military base

Ex-colonel Esteelmer Reyes Girón and ex-military commissioner Heriberto Valdéz Asij were arraigned and ordered to pre-trial detention on June 23 by Tribunal "B" of the High Risk Crimes Court. The two will remain in prison while they await trial on charges of assassination, forced disappearance, and crimes against humanity.

Estelmer Reyes Girón and Heriberto Valdéz Asij in court on June 23.
Photo: CPR-Urbana
The accusations stem from acts ostensibly committed between 1982 and 1983, when Reyes served as colonel of the military base Sepur Zarco, located in eastern Guatemalan department of Izabal, with Valdez as his subordinate. Reyes is accused of the assassination of Dominga Coc and her two daughters, whose remains were exhumed and identified by specialists with the Guatemalan Forensic Anthropology Foundation. Valdez is accused of forcibly disappearing a group of campesinos in 1982, who were at the time involved in a prolonged struggle to obtain legal titles for their lands.

The two are additionally accused of holding at least 15 Q'eqchí women as sexual slaves in the military base between 1982 and 1988. The women were enslaved after their husbands were forcibly disappeared, and held hostage in the military base for at least 6 months.

In September 2012, these 15 women presented their testimony to the court in anticipation of the upcoming trial. The women, concerned for their personal security, wore scarves over their heads to protect their identities as they recounted their stories.

In September 2012 15 women presented their testimony to a Guatemalan court.
Photo: Sandra Sebastián




According to the Commission for Historical Clarification, sexual violence was a "widespread and systematic practice by state agents as part of the counterinsurgency strategy" during Guatemala's 36-year long internal armed conflict. The women of the Sepur Zarco case set global precedent when the trial opened, as the first time the crime of sexual slavery as a crime against humanity was tried in a national court.

Judge Miguel Ángel Alvez reads his order sentencing Valdéz and Reyes to await trail in prison. (En español)

After the court presented its order, the ex-military officials were immediately brought to the Mariscal Zavala Prison. The two men will remain imprisoned until the commencement of their trial, which is tentatively scheduled for the beginning of October.

NISGUA, through the Guatemalan Accompaniment and ACOGUATE, has accompanied the Sepur Zarco case since 2012.

Red del Proyecto de Acompañamiento de NISGUA denuncia intento de expulsar observadores internacionales

Toma acción inmediata para expresar su apoyo para el acompañamiento internacional en derechos humanos y los defensores de derechos humanos en Guatemala!

Favor de remitir la siguiente carta a las autoridades guatemaltecas y estadounidenses hoy! Descarga la carta aquí y mandarla con un mensaje personalizado a los embajadas, consulados y autoridades guatemaltecas. Se puede encontrar la lista de contactos aquí. También, favor de mandar la carta a sus representantes elegidos y no olvide pedirles seguimiento y una respuesta.



Estimado Sr. Julio Ligorría Carballido, Embajadador de Guatemala en los Estados Unidos,

Los abajo firmantes miembros de la Red en Solidaridad con el Pueblo de Guatemala (NISGUA) estamos preocupados con respecto a la decisión del gobierno de Guatemala de cancelar los permisos de residencia temporal de dos acompañantes internacionales representando Brigadas de Paz Internacional (PBI). La medida fue el resultado de dos resoluciones emitidos el 1 de julio del 2014 por el Ministerio del Interior y la Dirección de Servicios Migratorios. Las resoluciones no declararon las razones o los eventos que indujeron a la revocación de las visas, ni proveyeron evidencia para justificar la decisión.  Diez días después de emitir las resoluciones, y el mismo día en que los voluntarios estaban requeridos salir del país, el Ministro del Interior Mauricio López Bonilla informó a PBI que la revocación de los permisos fue anulado y que los acompañantes serán permitidos quedarse en el país. 

Denunciamos el intento socavar el acompañamiento y la observación internacional, esfuerzos implementados por PBI a petición de individuales, comunidades, y organizaciones bajo amenaza por el trabajo que realizan. Expresamos nuestra preocupación grave sobre la persecución de observadores  internacionales quienes proveen el acompañamiento de protección a defensores de derechos humanos y el uso de esta estrategia como medio de perjudicar la seguridad de defensores de derechos humanos en Guatemala. Reiteramos nuestra solidaridad con PBI Guatemala, una organización hermana que realiza un trabajo impecable en defensa de los derechos humanos. 

Por más de treinta anos, NISGUA y el Proyecto de Acompañamiento Internacional en Guatemala han jugado un papel importante en la creación y protección de espacios políticos para que los Guatemaltecos puedan defender sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, medioambientales, e indígenas. Voluntarios de NISGUA, como los de PBI, proveen observación imparcial, no-intervencionista y no-violenta en la cual los defensores de derechos humanos dependen para llevar a cabo su trabajo afrontando amenazas y ataques, reales y potenciales, en contra de los  derechos humanos. Este trabajo es reconocido en la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho y el Deber de los Individuos, los Grupos y las Instituciones de Promover y Proteger los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales Universalmente Reconocidos, la cual subraya el papel fundamental de la cooperación internacional para contribuir a la protección de los derechos humanos.

Solicitamos que usted exige al Presidente Otto Pérez Molina, el Ministerio del Interior y la Dirección de Servicios Migratorios que respectan los derechos de los guatemaltecos de llevar a cabo su trabajo en defensa de los derechos humanos y de solicitar la presencia de acompañamiento y observación internacional cuando ese trabajo está en riesgo. También pedimos que usted exige a la Dirección de Servicios Migratorios una aclaración sobre el proceso apresurado e irregular por el cual inicialmente se cancelaron los permisos. Finalmente, solicitamos que usted exige al Estado de Guatemala y sus instituciones correspondientes de cumplir con su obligación de proteger los defensores de derechos humanos, reconociendo que ellos tienen un papel fundamental a la construcción de una democracia participativa con respecto por el estado de derecho. Esperamos su respuesta y gracias por adelantado por su consideración de las solicitudes antedichas.

Atentamente,

Red en Solidaridad con el Pueblo de Guatemala / NISGUA y la red del Proyecto de Acompañamiento Internacional en Guatemala:
Guatemala Accompaniment Project Council, USA
Copper Country Guatemala Accompaniment Project, MI
Kickapoo Guatemala Accompaniment Project, WI
Lakes Area Group Organizing for Guatemala (LAGOS), MN
Needham Congregational Church/Guatemala Partnership, MA
New Hampshire-Vermont Guatemala Accompaniment Project, NH-VT
Santa Elena Project of Accompaniment, OH
Task Force on the Americas, CA
Wyoming Guatemala Accompaniment Project, WY
Unitarian Universalist Church of Arlington-Partners for Arlington and Guatemala, VA

CC:

Embajada de los Estados Unidos en Guatemala
Oficial de Asuntos Políticos Norman Galimba
GalimbaN@state.gov
Consulados guatemaltecos en los EE.UU.
Dirección de Servicios Migratorios de Guatemala
Director Manual Vicente Roca Menéndez
direccion@migracion.gob.gt
Presidente de la República de Guatemala
Otto Pérez Molina
informacion@secretariaprivada.gob.gt
ottoperezmolina@guatemala.gob.gt
Ministerio de Gobernación de Guatemala
Mauricio López Bonilla
fdeleon@mingob.gob.gt